domingo, 25 de mayo de 2014

COMO DESARROLLAR LA MEDIUMNIDAD PSICOGRAFICO



Partiremos en  tres principios básicos  de manifestarse, éstas pueden ser mecánicas, semi - mecánica e intuitiva. Siempre debe estar con un guía para que lo dirija y no pase al otro mundo.

Para saber si somos poseedores de esta facultad o la quisiéramos desarrollar, lo único que tenemos que hacer es disponernos con nuestra hoja y nuestro lápiz como si estuviéramos a punto de escribir una carta, nos relajamos, vaciamos nuestra mente de todo pensamiento y recitamos la siguiente oración que se encuentra después de estos conceptos.

Los elementos que se necesitaran para esta experiencia es prepararse mentalmente y estar en  una habitación a media luz, una mesa, varias hojas de papel, preferentemente blancas y sin rayas y un lápiz con buena punta.

La primera  es una de las más raras, pero no por eso inexistente como muchos han tratado de argumentar, este modo se produce cuando el médium no tiene ningún tipo de idea de lo que esta escribiendo, para que el fenómeno se produzca el espíritu momentáneamente toma total control del brazo del médium. Por tal motivo el espíritu escribe de una manera completamente ajena a como lo haría el médium de manera consciente.

La segunda modalidad, es cuando el espíritu toma prestado el brazo del médium, pero este es más o menos consciente de lo que el espíritu transmite a través del papel y el lápiz. Esto es cuando el médium tiene control de su cuerpo.

La ultima de esta modalidad, la que comúnmente se denomina intuitiva, el médium es consciente de lo que el espíritu quiere transmitir, produciéndose una telepatía entre el médium y el espíritu.

Oración:

“Dios mío, concededme el favor que os pido, hacedme digno de obtenerlo. Permitid que los buenos espíritus me rodeen, que mi guía me penetre de sus influencias, y que los espíritus burlones o malos no me molesten en nada. Abandono mi mano a la influencia espiritual."

Luego de esto solo nos queda esperar a que los espíritus que se quieran comunicar con nosotros lo hagan a través de la escritura.
Es importante tener paciencia, constancia y perseverancia a la hora de realizar los ejercicios.
Publicado por Círculo Mágico en 15:21 0 comentarios
En todo ser humano vive un espíritu.
Por espíritu debemos entender el alma revestida de una envoltura fluídica; ésta, sabido es, tiene la forma del cuerpo mortal y participa de la inmortalidad de aquella de la cual es inseparable.
De la esencia del alma sabemos una cosa: que siendo invisible es imperecedera. Se revela por sus pensamientos y también por sus actos, mas para poder obrar e impresionar nuestros sentidos físicos, necesita de un intermediario semimaterial, sin el cual su acción nos parecería incomprensible.
Los espíritus son las almas revestidas de su envoltura fluídica despojados de su envoltura material. Por lo tanto no tienen un cuerpo, pero conservan una estructura fluídica ligera, imponderable, llamada periespiritu.
El cuerpo fluídico que cada hombre posee en si es el transmisor, de nuestras impresiones, sensaciones y de nuestros recuerdos. Anterior a la vida actual, es el instrumento, el resultado de su pasado. En él se conservan los instintos, se agrupan las adquisiciones de nuestras múltiples existencias y se acumulan las fuerzas, los frutos de nuestra lenta y penosa evolución.
El periespiritu es un organismo fluidico completo; es el que durante la existencia terrestre, mediante el agrupamiento de células; o bien en el mas allá, con la ayuda de la fuerza psíquica tomada de los mediums constituye, sobre un plan determinado, las formas transitorias o duraderas de la vida. Él es y no el cuerpo material, el primitivo y persistente de la forma humana.
Es un foco de potencia, la fuerza magnética que ciertos hombres proyectan en abundancia y que puede, de cerca o de lejos, influir, aliviar, curar; la fuerza psíquica, indispensable para la producción de los fenómenos espiritistas, tienen en él, su asiento.
Las vibraciones del periespiritu se debilitan bajo la envoltura de la carne, pero vuelven a encontrar su amplitud tan pronto como el espíritu se desprende de la materia y recobra su libertad.
Publicado por Círculo Mágico en 15:15 0 comentarios
El desarrollo de esta facultad mediumnímica puede desarrollarse perfectamente en la soledad o acompañado.
Los materiales que serán necesarios son una copa de cristal medio alta como puede ser una copa de brandy, una vela blanca, un cuarto tranquilo donde puedas llevar a cabo tu experiencia, paciencia y constancia.
Cabe aclarar que no siempre el fenómeno sucede desde la primera vez que se lo intenta, a menos claro está, que la persona posea de manera estimulada naturalmente esta forma de mediumnidad, pero esto es infrecuente.

Por tal motivo es importante repetirlo tantas veces como sea necesario si es que el fenómeno se hace esperar.

El procedimiento en si es muy simple pero no por eso pierde su efectividad. En principio se llenará por la mitad la copa de cristal con agua, detrás de la misma se encenderá la vela blanca, es decir que la luz de la llama de la vela se reflejara sobre el agua de la copa.
La habitación en la que se lleve a cabo la experiencia debe estar en penumbras, y se debe contar con la seguridad que no serás interrumpido/a por nadie.
Una vez dispuesto los elementos, nos tomamos un momento para meditar en lo que estamos por realizar, respiramos de forma profunda, vaciamos nuestra mente y nos relajamos completamente. Luego de todo esto posamos nuestra mano derecha sobre la copa con agua y realizamos esta oración, bien o voz alta o mentalmente, quedando libre a nuestra elección.

Oración:

“Dios mío, haced que todo pensamiento extraño al experimento que trato de hacer, sea alejado de mi mente. Alejad de mí, los malos espíritus y autorizad a mi guía espiritual para que me proteja, me resguarde y me guíe en este desarrollo de la videncia.
Llamo sobre esta copa con agua, la fuerza de los fluidos luminosos, para que los buenos espíritus me ayuden y guíen."

Concluida la oración, hay que retirar la mano y fijar bien la vista en el agua, sin esfuerzo, dejándonos llevar por el momento.
Cuando empiece a funcionar la experiencia empezaremos a ver formas energéticas que construyen palabras, símbolos, fisonomías. Con el paso del tiempo estas imágenes serán cada vez más claras y nítidas.
Este experimento puede llegar a fatigar un poco a la persona que lo hace por primera vez, es por eso que es muy importante tomarse de 20 o 30 minutos máximo por experimento, pudiéndose repetir 2 o 3 veces por semana.
Concluido el experimento se dará las gracias a nuestros guías espirituales, y los espíritus que nos han asistido a los experimentos.
Publicado por Círculo Mágico en 15:05 0 comentarios
Los fenómenos de “La Mesa Parlante” son producidos por mediums tiptologicos o como también se los conoce de fenómenos físicos.
Fundamentalmente se ha elegido la mesa no porque los espíritus hayan elegido este mueble por algún motivo en especial, sino porque es más fácil esperar el fenómeno sin mucho cansancio.
Raramente una persona sola pueda producir el fenómeno, pero dos es bastante probable, de igual manera no hay un número específico de personas que es necesario para realizar la experiencia.
El procedimiento de fenómeno es el siguiente, las personas se relajaran alrededor de la mesa, colocaran las manos suavemente sobre la misma, vaciando la mente de todo pensamiento, luego se puede proceder a hacer una evocación al mundo espiritual, luego de esto los participantes deben unir los pensamientos al experimento que se esta realizando.
No hay un tiempo estipulado en el que el fenómeno se hace presente, algunas veces solo tarda unos minutos, mientras que en otros casos se puede necesitar de repetir de la experiencia varias veces y en diferentes días.
Dentro de este fenómeno puede suceder dos cosas o bien el fenómeno de los “raps” que son golpes que se hacen oír dentro de la mesa, para lo cual hay que utilizar un código, como el ya conocido un golpe seria si, y dos golpe seria un no.
Pero es también bastante conocido que algunas veces la mesa se mueve, baila o se levanta.
Lo más importante es tratar de estar relajado y no temer cuando el fenómeno se produzca.
Si bien este no es un sistema de comunicación muy cómodo, lo que resulta interesante del mismo, es que cuando el fenómeno se produce, es asombroso, y no es nada inusual que esto suceda.
Publicado por Círculo Mágico en 14:52 0 comentarios
El espíritu, separado por la muerte de la materia no tiene sobre ésta ya acción alguna, ni puede manifestarse en el centro humano sin una fuerza, sin una energía que toma prestada al organismo de un ser vivo: el médium. Este es una persona apta para sentir la influencia de los espíritus y transmitir su pensamiento.
De hecho esta facultad es inherente al hombre no siendo privilegio exclusivo de algunos, pero aunque en muy pocos no se encuentre ni rudimentos de ella, este calificativo se aplica a aquellos en quienes se manifiesta esta facultad medianímica, por efectos ostensibles de cierta intensidad.
El fluido periespiritual es el agente de todos los fenómenos espiritistas; aquellos no pueden operar sino por la acción reciproca de los fluidos emitidos por el médium y por el espíritu.
La predisposición medianimica es independiente del sexo, de la edad y del temperamento.
La facilidad que existe entre las relaciones de espíritus y mediums depende del grado de afinidad que haya entre los dos fluidos; los hay aquellos que se asimilan fácilmente y otros que se repelen.
Por la asimilación de los fluidos del periespiritu se identifica, por así decirlo, con la persona que quiere influir; no solamente le transmite su pensamiento, sino que puede ejercer sobre ella una acción física haciéndole obrar o hablar a su voluntad y obligándole a decir lo que quiere; en una palabra, servirse de sus órganos como si fueran los propios, pudiendo incluso neutralizar la acción de espíritu de aquella paralizando así su libre albedrío.
El médium es un instrumento de inteligencia extraña; es pasivo y lo que dice, por lo tanto, no viene de el.
Los bueno espíritus se sirven de esta influencia para el bien, mientras que los malos espíritus se sirven de ellos para todo lo contrario.
Publicado por Círculo Mágico en 14:46 0 comentarios

Los mediums se encuentran bajo la influencia de los espíritus y harán lo que ellos quieran que hagan, por lo tanto dependiendo de cómo sea el espíritu las acciones del médium serán buenas o no.

La obsesión es el dominio que los malos espíritus ejercen sobre ciertas personas, con el fin de enseñorearse de ellas y someterlas a su voluntad por el placer que experimentan causando daño.

Cuando un espíritu, bueno o malo, quiere obrar sobre un individuo, lo envuelve con su periespiritu como si fuera una capa; entonces penetrándose los dos fluidos, los dos pensamientos y las dos voluntades se confunden, y el espíritu puede entonces servirse de este cuerpo como el suyo propio, haciéndole obrar su voluntad, hablando, escribiendo o dibujando; así son los mediums. Si el espíritu es bueno, su acción es dulce y benéfica y no inspira sino cosas buenas; si es malo, las inspira malas.
Si es perverso y dañino, arrastra a la persona como si la tuviera dentro de una red, paralizada hasta su voluntad, y aun su juicio, el cual apaga bajo su fluido como cuando se extingue el fuego con un baño de agua: le hace pensar, obrar por él; le obliga a cometer actos extravagantes a pesar suyo; en una palabra, le magnetiza, le produce la catalepsia moral, y entonces el individuo se convierto en ciego instrumento de los gustos del espíritu.
Tal es la causa de su obsesión, de la fascinación y de la subyugación, vulgarmente llamada “posesión”.
Es necesario observar que aunque el individuo tenga conciencia de lo que hace es ridículo, se ve forzado a realizarlo como si alguien más vigoroso que él lo hiciera moverse en contra de su voluntad.
Algo parecido puede ocurrir con el hipnotismo.
El espiritismo no ha traído los malos espíritus; ha descorrido el velo que los cubría y ha dado los medios de paralizar su acción, y por consiguiente, de alejarlos. No ha traído el mal, puesto que este ya existía y existirá siempre; al contrario ha traído el remedio al descubrir la causa.
Habiendo malos espíritus que obsesionan, y buenos que protegen, uno puede llegar a preguntarse si es que los malos son mas poderosos que los buenos.
No es el buen espíritu sea más débil, es el médium que no es lo bastante fuerte para sacudir la capa que le ha sido echada encima, para deshacerse de los brazos que le oprimen, y en los cuales, algunas veces, puede incluso hallarse complicado.
Antes de pretender el dominio de los malos espíritus, es menester dominarse a uno mismo. De todos los medios para conseguir esto, con el que lograrlo de forma más eficaz es la voluntad, secundado por la oración, oración fervorosa, se entiende.
Publicado por Círculo Mágico en 14:23 0 comentarios
Viviendo el mundo visible en medio del invisible, con el que está en perpetuo contacto, constantemente reacciona el uno con el otro. Esta reacción es de origen de una multitud de fenómenos que por desconocimiento de sus causas se les ha considerado como sobrenatural.
La acción del mundo invisible sobre el visible y viceversa es una de las fuerzas de la naturaleza, necesaria a la armonía universal como la ley de la atracción; si cesara de funcionar se perturbaría tal sentido armónico, como si separara una rueda de su mecanismo. Estando esta función basada en una ley de la naturaleza puede deducirse que todos los fenómenos producidos por ella nada tienen de sobrenatural. Solo se les ha llamado así por no poder haber podido descifrar sus causas como sucedió antiguamente con la electricidad.
Teniendo el hombre conciencia o intuición de un poder superior, ha sido proyectado a lo largo de los tiempos a atribuir sus acciones a los fenómenos cuya causa le era desconocida. Con el progreso de la ciencia y el advenimiento de las leyes de la naturaleza, esos fenómenos han pasado al dominio de los efectos naturales.
El Espiritismo, fundado en el conocimiento de las leyes no comprendidas hasta ahora, es la ciencia que trata de la naturaleza, el origen y destino de los espíritus, y de su relación con el mundo corporal.
Consiste en la comunicación que puede establecerse con los espíritus y en todas las consecuencias que se siguen de estas relaciones.
Publicado por Círculo Mágico en 14:15 0 comentarios


Los mensajes obtenidos a través del tablero suelen tomar la forma de una conversación. Por lo general una de las primeras preguntas a formular cuando la gente se sienta frente al tablero es: ¿Quiére alguien hablar con nosotros? O ¿Hay algún mensaje para nosotros? En el caso de no obtener respuesta se puede dar por terminada la sesión, pero si por el contrario, como suele darse casi siempre, se establece contacto, “el otro” se identifica a sí mismo. Cabe la posibilidad de que sea el espíritu de un familiar, de un amigo, o de alguna celebridad fallecida recientemente. Con el transcurso de los minutos puede ir cambiando de nombre o dar paso a otros espíritus que quieran comunicarse.
Las voces de los espíritus religiosos, filósofos y políticos, son de los mas comunes, en particular los de San Juan, Sócrates, Perón, etc.
La Forma de los Mensajes
Los seguidores de la teoría espiritista no intenta explicar por que los mensajes de la Ouija parecen venir de los espíritus, sencillamente ellos saben que vienen de ellos, según dicen.
Los detractores del espiritismo tienen otras teorías, entre ellas podemos nombrar:

- Si se atribuyen los mensajes a los espíritus, es como reconocer que estos gozan de una mayor autoridad.
- A la gente le gusta y prefiere que los demás decidan por ellos. El hecho de proyectar su poder de decisión en una voz extraña puede aliviarles, hasta cierto punto de su responsabilidad.
- La voz de los espíritus es un modo de llamar la atención. De esta manera el subconsciente le presta atención y también respeto y poder.
- La gente quiere y necesita creer en una vida después de la muerte.
Publicado por Círculo Mágico en 14:10 0 comentarios


No hay comentarios:

Publicar un comentario